Saltar al contenido

La toxina botulínica actúa relajando los músculos del rostro disminuyendo las líneas y surcos que se forman como resultado de la mímica facial, es decir, los movimientos del rostro. De esta manera se obtiene un rostro más fresco y jóven.

Es un procedimiento seguro y temporal que ayuda a disminuir las arrugas especialmente en movimiento del entrecejo, frente y ojos (patas de gallo), así como para dar un efecto lift y afinar la cara.

También tiene otros usos como:

Hiperhidrosis: Es una opción terapéutica para las personas con sudoración excesiva en manos, axilas y pies.

Bruxismo: Esta es una enfermedad donde el paciente aprieta la mordida y rechina los dientes lo que  puede llevar a dolor de cabeza, mareos y enfermedades dentales. 

La aplicación de toxina ayuda a disminuir la fuerza de contracción y temporalmente mejorar los síntomas; además, al hacer el músculo masetero menos fuerte disminuye

su tamaño y el rostro se ve más delgado.

Toxina botulínica “baby”: Es una técnica especial donde aplicamos pequeñas cantidades de toxina en sitios estratégicos para causar relajación (no parálisis) del músculo y prevenir la formación de  arrugas, dando un resultado muy natural, se mantiene el movimiento de la cara sin la formación de surcos.

Otros usos toxina Botulínica :

Piel grasa y acné como regulador y minimizador de poros y rosácea.

Resultados

Promos del Mes

Contactanos para pasarte mas info sobre la PROMO!

Los detalles del tratamiento, sucursales en las que podes realizarlos y turnos disponibles