Saltar al contenido

El láser de co2 fraccionado es un tipo de energía que se aplica sobre la capa de la piel logrando una renovación de las zonas superficiales y una activación de la dermis.

El láser de co2 fraccionado se emplea para multitud de tratamientos tanto en su forma fraccionada como en su forma contínua. Así se puede tratar :

 

  • Manchas, queratosis, verrugas, lunares.
  • Envejecimiento de manos, cuello y escote.
  • Arrugas finas, medias y profundas a nivel facial.
  • Rejuvenecimiento facial suave, medio y profundo.
  • Cicatrices atróficas.
  • Estrías.
  • Cicatrices de acné.
  • Fotoenvejecimiento.
  • Complemento a cirugía para tratamientos como la blefaroplastia asociada a láser o blefaroláser.
  • Lifting de cuello o lifting facial con tratamiento cutáneo.
  • Rellenos faciales combinados con láser fraccionado.

Ventajas de este tratamiento

  1. La piel cambia por completo con una densidad mayor que genera más luminosidad y calidad.
  2. Se consigue un tono facial más uniforme porque se minimiza y a veces se eliminan los cambios de color, tanto las zonas enrojecidas como las zonas pigmentadas.
  3. Las arrugas finas se reducen por una formación activa de colágeno local.
  4. Es un complemento perfecto para el tratamiento antienvejecimiento a nivel facial. De hecho se combina en multitud de ocasiones con un lifting facial o relleno autólogo de grasa o rellenos de ácido hialurónico.
  5. hiperpigmentación y el melasma.

 

La gran ventaja de este tratamiento, es que es muy versátil y se realiza en una sola sesión, siendo necesario contar con unos pocos días sin acudir al trabajo. Después de la primera semana, el tono, el color y la elasticidad de la piel se verán claramente mejoradas.

Recuperación

  • Después del láser fraccionado co2 se siente una ligera sensación de quemazón que dura una hora aproximadamente, tiempo durante el cual permanecerá en la clínica con una mascarilla de crema calmante.
  • La piel se enrojece intensamente, de manera similar a un día en la nieve sin protección solar. Al día siguiente comenzarán a aparecer microcostras de color marrón.
  • Es importante mantener la piel intensamente hidratada durante los 3 siguientes días. Las costras comenzarán a desprenderse de la piel y aparecerá una piel rojiza que irá aclarándose, pasando por tonos rosados cada vez menos intensos.
  • Suelen ser necesarios un mínimo de 3 días sin acudir al trabajo tras la sesión, ya que la piel quedará muy sensible e irritada.
  • A partir del 3er día se puede comenzar a utilizar maquillaje o comenzar a afeitarse. Una vez transcurrida 1 semana después de la sesión de láser CO2 pueden aplicarse otros tratamientos médico estéticos.
  • El uso de pantalla total es obligatorio durante los 3 primeros meses ya que la piel habrá quedado muy vulnerable y sensible.

Resultados