TOXINA BOTULÍNICA

Otros usos médicos de la toxina botulínica.

La toxina botulínica es un tratamiento especialmente pensado para mejorar la apariencia de las arrugas faciales.

Desde hace más de 20 años, la toxina botulínica se ha utilizado en todo el mundo en tratamientos médicos y terapéuticos y, luego, se introdujo a cuestiones cosméticas para suavizar las arrugas y líneas de expresión. La toxina botulínica es una proteína natural purificada segura, fiable y eficaz. De ahí su popularidad y uso extendido, ya que el tratamiento con toxina botulínica no cambia la expresión de la cara.

La toxina botulínica sólo puede ser aplicada por un médico o técnico calificado.

La toxina botulínica tiene una utilidad demostrada como técnica no invasiva de rejuvenecimiento facial.

Su principal característica: eliminar las arrugas producidas por la contracción de los músculos faciales.

En SkinMedical realizamos una consulta médica gratuita antes de comenzar los tratamientos de aplicación con Toxina Botulínica.

En qué zonas se aplica la toxina botulínica? En la zona de la frente, el entrecejo, el contorno ocular, el perímetro de la boca y el cuello.

¿Cómo se aplica la toxina botulínica? El tratamiento se lleva a cabo a través de la inyección en el músculo, prácticamente imperceptible, con una aguja muy fina.

Los efectos del tratamiento se observan al cabo de tres o cuatro días y son reversibles, con una duración máxima de entre 4 y 6 meses.

En SkinMedical realizamos una consulta médica gratuita antes de comenzar los tratamientos de aplicación con Toxina Botulínica que tiene dos fines principales: por un lado, realizar una evaluación de cada paciente para ofrecerle el mejor tratamiento de acuerdo a sus necesidades, por otro lado, informar detalladamente las características de nuestro tratamiento y la manera en la que trabaja nuestro personal; así como también, despejar todas las dudas particulares.

SOLICITÁ UN TURNO O HACENOS
TU CONSULTA

Consulta médica, un punto clave: