A diferencia de lo que ocurría décadas antes, las nuevas mujeres de 50 años y más le dan muchísima importancia al cuidado del rostro. Por eso, buscan que su piel se vea fresca y luminosa, a pesar del paso del tiempo. Y el objetivo de verse y sentirse espléndida es más que posible con los avances de la medicina estética no invasiva, que sin cirugía permite tener la piel suave y joven.

Las mujeres con pieles maduras son fieles a algunos tratamientos estéticos no invasivos con resultados óptimos, rápidos y visibles.

Anti-aging

Los más solicitados en SkinMedical son:

1. Botox: el tratamiento con toxina botulínica es muy eficaz, seguro y cómodo para los pacientes que desean eliminar los surcos y arrugas que han aparecido en determinadas zonas de su rostro debido a gestos habituales como fruncir el entrecejo o cerrar los ojos al sonreir. Este tratamiento tiene una utilidad demostrada como técnica no invasiva de rejuvenecimiento facial, ya que es capaz de eliminar parte de las arrugas producidas por la contracción de los músculos faciales, principalmente en la zona de la frente, el entrecejo, el contorno ocular, el perímetro de la boca y el cuello.

2. SkinBoosters: son productos inyectables a base de ácido hialurónico reticulado, un activo que penetra hasta la hipodermis con el fin de estimular la producción de colágeno y retener agua haciendo que la piel luzca más expandida y luminosa.

Skinboosters ofrece los mismos resultados que la Técnica de PRP (plasma rico en plaquetas) sin la necesidad de tener que extraerle y procesarle sangre al paciente; lo cual lo convierte en un tratamiento menos invasivo y altamente más seguro.

3. NIR: denominado así del inglés “near infrared”, cercano al infrarrojo, es un láser que se utiliza para brindar tensión a la piel. Es una nueva opción para contrarrestar de manera activa el envejecimiento de la piel, la laxitud de la piel por aumento y descenso de peso, mediante la formación de nuevo colágeno en la dermis.

Este láser emite una luz colorada, que calienta de manera progresiva y confortable la piel, penetrando en la dermis y provocando la formación de nuevo colágeno y, acortamiento de las fibras colágenas, mejora la arquitectura de la piel y la tensión.

4. Radiofrecuencia facial: además del cuerpo, Accent se utiliza también en la cara para mejorar la tensión de la piel y atenuar arrugas finas. Se aplica en 4 a 6 sesiones en toda la cara, cuello y escote. El resultado se puede apreciar en dos fases: la primera ocurre de manera inmediata al lograrse la contracción del colágeno existente, y la segunda con el paso de las semanas se irá acentuando, lográndose el máximo efecto alrededor de los primeros tres meses, que es cuando se completa la formación de nuevo colágeno.

5. Microdermoabrasión a punta de diamante: es un peeling mecánico que elimina las capas exteriores de células muertas de la piel. Así se estimula la renovación celular logrando que los tejidos superficiales se mantengan en óptimas condiciones.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here