La Electroestimulación es uno de los tratamientos estéticos no invasivos más usados a la hora de tonificar y dar firmeza a los tejidos en pocas sesiones y sin esfuerzos ni efectos secundarios. Además, este tratamiento favorece al sistema circulatorio al permitir un mejor retorno venoso y linfático. Como consecuencia ayuda a eliminar la retención de líquidos, aumentar la circulación y eliminar toxinas.

Aplicado a la medicina estética, la electroestimulación es un tratamiento no invasivo con el fin de tonifcar los tejidos del cuerpo. Consiste en estímulos eléctricos, con pares de electrodos positivo y negativo, mediante la regulación de la intensidad y el tiempo que van a durar las ondas.

La electroestimulación tiene grandes ventajas: los resultados comienzan a ser visibles en muy pocas sesiones, se realiza un trabajo muscular sin lesiones ni esfuerzo físico, aumentando así la masa muscular, disminuyendo la celulitis y la flacidez. En los tratamientos postparto, se logra recuperar con facilidad la figura en pocas sesiones, ayuda en el mejoramiento de la circulación sanguínea y linfática.

Se aconseja hacer uso de la electroestimulación de 2 a 3 veces por semana, y que el músculo logre una correcta relajación, todo supervisado por un médico o técnico debidamente preparado para colocar los electrodos y supervisar las sesiones.

Las contraindicaciones de la electroestimulación no son mucha: no aplicar en mujeres embarazadas en la zona del abdomen, ni áreas próximas, no usar en niños, pacientes con marcapasos, que sufran de tromboflebitis activas y trombosis ni epilepsia, hipersensibles o con procesos tumorales.

Entre sus ventajas se encuentran: mejoramiento de la circulación y tonificación de los músculos de la zona trada sin efectos secundarios. En conjunto con otros tratamientos no invasvios, la electroestimulación permite trabajar sobre la remodelación corporal y la eliminación de la celulitis. Asimismo, la Electroestimulación en combinación con la actividad física ofrece mejores resultados y los mantiene en el tiempo.

Las zonas del cuerpo que se pueden tratar con electroestimulación son el abdomen, la cintura, los glúteos, las piernas, el pantalón de montar, los abductores y los brazos.

En SkinMedical trabajamos con Interfer Maxim, un electroestimulador profesional de última generación que utiliza corrientes alternas de frecuencia media.

A diferencia de los equipos que trabajan con 4 electrodos, este equipo, permite el trabajar de forma bipolar, por lo cual sólo son necesarios dos electrodos para el tratamiento abarcando grandes zonas corporales en una sola sesión.

Los electroestimuladores neuromusculares funcionan al generar una circulación de corrientes eléctricas de determinadas frecuencias por los tejidos y músculos, provocando la contracción de estos.

¿Querés saber más sobre el tratamiento con Electroestimulación o querés reservar un turno para la consulta médica sin cargo? ¡Esperamos tu llamado al 0810 345 7546!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here