Probablemente has escuchado que la palabra “antioxidante” se usa para describir una serie de  productos y alimentos que sirven para el cuidado de la piel, pero ¿sabés realmente lo que es? Puede ser útil “romper” y descomponer la palabra en dos partes, “anti” o “en contra” y “oxidante” o el proceso mediante el cual alguna cosa se expone al oxígeno (por ejemplo lo que le sucede al metal sin protección cuando se ha dejado expuesto a todo tipo de clima, se oxida).

En el caso de la piel, obviamente no se oxida, pero sí va a mostrar los efectos de la oxidación a través del tiempo. Una de las razones de esto es que el proceso de oxidación puede producir el efecto de los llamados “radicales libres”. Otro término que probablemente has oído antes. ¿Qué es un radical libre? Un radical libre es una partícula incompleta que se adhiere a las células y tejidos sanos y los dañan. Y si bien no se puede evitar lo que provocan los radicales libres porque son parte del proceso metabólico natural de su cuerpo, sí se puede limitar el daño que le hacen a la piel.

Por esta razón, los antioxidantes son los verdaderos “héroes” de la piel, ya que trabajan para contrarrestar y neutralizar la acción de los radicales libres.

cinco-alimentos-ricos-en-antioxidantes

Un potente antioxidante es la vitamina C, que ayuda a producir colágeno. El colágeno, junto con la elastina, son sustancias necesarias para mantener la piel jovial y firme. La capacidad de su cuerpo para producir colágeno y elastina disminuye con la edad, por lo que es necesario compensar esa falta. La vitamina C también ilumina la tez y empareja el tono de la piel.

Otro antioxidante es la vitamina E, que ayuda a proteger las membranas celulares y aumenta los nutrientes que protegen a la piel de los efectos del envejecimiento de la exposición UV.

¿Qué hacer entonces? Por un lado, hacer foco en la alimentación. Las frutas son especialmente buenas fuentes de antioxidantes. Y con la llegada del verano, que es temporada de una amplia variedad de frutas sabrosas y jugosas para incorporar a la dieta diaria. Es recomendable comer frutas frescas, mezcladas en batidos o combinadas yogur, cereales y helados.

Por otro lado, además de comer este tipo de frutas y demás alimentos que ayudan a proteger la piel y a mantenerla hermosa, también se aconseja el uso de productos cosméticos para el cuidado de la piel específicamente formulados como antioxidantes. Ciertos sérums, así como cremas anti-age, contienen ingredientes antioxidantes. Consultanos por teléfono y mediante las redes sociales para asesorarte sobre el mejor producto de acuerdo a tus necesidades.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here