En esta nota vamos a darte los consejos imprescindibles para lograr una piel hidratada y firme. También, tips para evitar el envejecimiento cutáneo provocados por las bajas temperaturas y el viento.

cuidados-de-tu-piel-en-invierno

 

El viento, el frío y la humedad característicos de la época invernal causan resequedad y le restan vitalidad y luminosidad. Por eso, es importante adquirir ciertos hábitos para mantenerla hidratada y linda.

Todos los días, antes de maquillarte, limpiá tu piel con un gel o jabón suave y aplicá una crema hidratante con un alto factor de protección solar y que, además, sea humectante.
Al bañarte, no utilices el agua muy caliente. También intentá usar un jabón suave y nutritivo. Aplicá crema hidratante en cara, cuello y manos. Además, tomá dos litros de agua.

Hacé periódicamente una limpieza de cutis, para quitar las impurezas y limpiar la piel. También te recomendamos hacerte un peeling, un tratamiento ideal para conseguir una exfoliación acelerada y controlada de la piel más rápida y eficaz. Es un tratamiento ideal que permite devolverle a la piel juventud, frescura y brillo.

Por otro lado, cuidá tus labios. Debemos evitar la pérdida de hidratación y, para ello, para ello es recomendable un protector labial que proporcione una película protectora que limite la evaporación y favorezca la hidratación.

Las manos también son una parte muy delicada, que sufre con el frío. Para cuidar la piel de tus manos, aplicá una crema de manos para evitar que se resequen y salgan pequeñas heridas. También, procura llevar guantes cuando salgas a la calle y así las mantendrás protegidas.

¡Y no te olvides de cuidar la piel de tu cuerpo! Si bien solemos usar pantalones y calzas, es decir, estamos cubiertas de ropa, los brazos, piernas y abdomen también sufren con las agresiones externas en invierno. Para cuidar la piel, aplicá una crema hidratante y hacé foco en ciertas zonas más secas, como los codos y las rodillas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here