skin_medicalLa piel no es la misma a los 10 que a los 20 años y que a los 30 o los 40 años. Por eso, para cada edad existen diferentes cuidados que deben cumplirse para mantenerla linda y radiante. En todos los casos, la clave del cuidado de la piel se basa en tres pasos: la limpieza, la hidratación y la protección solar.

A los veinte años, la piel está joven, fresca, joven  y tersa. Pero eso no implica que no haya que cuidarla. Para la limpieza, hay que tener en cuenta que debe hacerse todos los días, sobre tod a la noche, antes de acostarnos para eliminar el maquillaje y toda la suciedad que se nos haya ido adhiriendo durante el día. Además, es importante realizar una exfoliación semanal para eliminar las células muertas y mejorar  la penetración de las cremas.  Con respecto a la hidratación, hay que aplicar una buena crema hidratante por la mañana y por la noche. Sobre el protección solar, hay que aplicar una pantalla después de la crema hidratante y antes de salir de casa, incluso los días nublados.

A los 30, la piel ya comienza a manifestar los primeros signos del envejecimiento y aparecen las manchitas, la pérdida de elasticidad, la pérdida de luminosidad e, incluso, se ve más deshidratada.  La limpieza es un paso fundamental para que la piel esté sana. Es ideal realizarlo con un gel limpiador para eliminar toda la suciedad en profundidad y, si es necesario, exfoliar la piel. A esta edad las mejores cremas hidratantes para esta piel son las que contienen vitaminas como la E y la C, que son antioxidantes y disminuyen las líneas de expresión.   El uso del protector solar ayuda a frenar que aparezcan algunas manchitas

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here