A medida que la tecnología avanza y contamos con más conocimientos e información, podemos lograr mejores niveles y calidades de vida. En cuanto a la salud, los médicos y nutricionistas dejaron de hablar del concepto de “hacer dieta” para pasar a una nueva visión, más global con un compromiso a largo plazo: alimentación saludable. No se trata ya de cuidarse durante un tiempo para bajar de peso haciendo regimes restrictivos o poco sanos, sino de incorporar hábitos de vida saludables que perduren más allá de unas semanas o meses.

alimentacion sana

Por eso, ahora muchos especialistas coinciden en que hay que pensar en una dieta que incluya todo lo que nos guste, en porciones pequeñas, y que nos pueda acompañar toda la vida. Para eso, recomendamos tener en cuenta las 6 reglas simples y fáciles de poner en práctica que propuso la doctora especialista en nutrición Mónica Katz en un importante medio argentino:

-Suficiente: comer lo suficiente implica pensar en nuestras rutinas. No es lo mismo un deportista, que un oficinista que una mujer embarazada o un niño de 10 años. Es necesario incorporar porciones lógicas a mi estilo y ritmo de vida. Encontrar la porción correcta puede costar al principio pero luego será la medida ideal para no comer de más ni de menos.

-Variada: en una alimentación saludable tiene que haber todos los tipos de alimentos que se incluyen en la pirámide nutricional. Es decir: harinas, cereales, legumbres, frutas, verduras, lácteos, carnes (si sos vegetariano reemplazos como soja) pero siempre tiene que tener de todo. ¿Cómo combinar todo esto? Por ejemplo, la especialista menciona incluir en un desayuno frutas, algún lácteo y un cereal; y en un almuerzo, verduras, carnes y un poquito de arroz.

-Adecuada: que la alimentación sea acorde a tu bolsillo, a tu gusto, a tu religión, a tu costumbre, a las tradiciones de tu familia. No tiene sentido incorporar hábitos extraños a los nuestros.

cómo mantener una dieta saludable y equilibrada-Placentera: la médica indica que los especialistas en nutrición hace un mea culpa porque sea han “comportado como maestros puritanos o como dictadores pensando que el placer no tiene que ver con la alimentación saludable, pensando que la gente puede hacer abstracción y comer siempre sano y no lo que le gusta”. Esta idea plantea que el permitido puede estar todos los días: “¿Te gusta un sandwich? Hacelo saludable, pero chico, porque mañana es otro día. ¿Te gusta lo dulce? Una pequeña barra chica del mejor chocolate que puedas comprar con tu bolsillo”. Es decir, que todos los días se pueden incorporar pequeños placeres y gustos pero en una pequeña cantidad.

-Compartida: compartí tu comida con amigos, con tu familia, con compañeros de trabajo. El ser humano es comensal, comparte su alimento. Compartir el menú entre todos implica aprender a negociar una comida, que es la primera manera de aprender a negociar en la vida y a darse cuenta que a veces somos muy diferentes pero que podemos tener un punto de encuentro.

-Sostenible: la idea es poder sostener esta rutina y este hábito a lo largo de la vida. Por eso, es necesario tener en cuenta que si esta alimentación que estás haciendo la podrías hacer solamente una semana, un mes o cuánto tiempo. En esos casos, indica Katz no es una alimentación saludable.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here