Cuando notamos que tenemos celulitis, las mujeres buscamos, de alguna forma, tratar de ocultarla o de disimularla. Usamos polleras más largas, pareos en la playa, preferimos los pantalones y las piernas quedan bien tapadas. La celulitis es un problema que afecta a más del 90% de las mujeres.

Se refiere a los depósitos de grasa debajo de la piel que le dan un aspecto de “piel de naranja”. Por lo general, la celulitis aparece en la zona de los glúteos, los muslos y el antebrazo. Y son muchos los factores que inciden en su surgimiento: cuestiones hormonales, genéticos, alimenticios, sedentarismo, etc.

La celulitis es el resultado del agrandamiento de los nódulos hipodérmicos femeninos que dan a la piel la apariencia de “pocitos”. El aspecto visible surge de la oposición de dos fuerzas, el tejido conectivo vertical que tira la piel hacia abajo y la retención de líquido y las células de grasa agrandadas que empujan contra la piel hacia arriba. Cuando las células de la piel pierden vitalidad, la piel pierde su forma, pierde humectación y se torna menos firme.

Es decir, la celulitis se produce por la acumulación de grasas y líquido en los tejidos. Además, a lo largo del tiempo, el intercambio reducido de fluidos entre los tejidos lleva a una acumulación interna de depósitos de grasa y los adipositos se multiplican adquiriendo un mayor tamaño y que hace que se noten en la superficie de la piel. Asimismo, los tejidos pierden su elasticidad y tonicidad y también aparece la flacidez.

Las causas de la aparición de la celulitis pueden ser: factores genéticos, cambios hormonales (en la pubertad, durante el embarazo y la menopausia), problemas endocrinológicos (anomalías relacionadas con las funciones enzimáticas u hormonales /endocrinológicas, como, por ejemplo, un exceso de estrógeno que puede estimular el almacenamiento excesivo de grasa) y un estilo de vida poco saludable (alimentación rica en grasas y poca o nula actividad física, consumo de tabaco y/o de alcohol).

La celulitis puede variar, según su apariencia y consistencia:

-Celulitis no visible. Es cuando la piel parece lisa cuando la persona está de pie y la celulitis apenas se observa si se pellizca la piel.

-Celulitis compactada. Es visible cuando la persona está de pie pero no hay dolor.

-Celulitis floja. Está presente cuando la persona está de pie, debido a la retención de líquidos en la dermis y la hipodermis. La celulitis se ve sólo cuando se contrae la piel.

-Celulitis dolorosa. Cualquier tipo de celulitis donde hay dolor cuando se realiza el testeo del pellizco o de la contracción.

En SkinMedical trabajamos con tecnología de ´última generación para ofrecer los mejores tratamientos, como Radiofrecuencia Premium Accent, Mesoterapia y SmoothShapes. Y también ofrecemos una consulta médica sin cargo para realizar una evaluación individual y poder brindar, así, un tratamiento acorde a las necesidades particulares. Además, en esta consulta gratuita se resuelven todas las dudas y se explican las características de los tratamientos no invasivos de nuestros centros.

¿Querés saber más sobre la info de este post o reservar un turno para la consulta médica? ¡Esperamos tu llamado al 0810 345 7546!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here